Tesis Docencia Docencia Caverna del Trol

Caverna

1963

Les parecerá extraño, pero en realidad para esta fecha NO había Rock como lo entendemos ahora, por supuesto no había metal, no había electrónico, alternativo, dark, art, punk, etc... no había ni siquiera Reaggea según yo, quizás ska. Lo que sí es claro que existía y con fuerza, en aquella época era el Folk, el Rock n’roll y por supuesto el Pop, pero además existía un genero que para la década de los sesenta ya tenía cuarenta años de crecimiento y por lo tanto muchísima fuerza, sin embargo poca exposición comercial, me refiero al genero que mayoritariamente daría origen al Rock: el Blues.

 

Blues

Cómo género musical el Blues empezó en la década de los veinte del siglo XX y se ha transformado varias veces, manteniéndose vigente y con mucha fuerza hasta el día de hoy. Por supuesto en 1963 dominaba la escena de la buena música, sin embargo, en EE.UU.A no se le hacía mucho caso, al menos no comercialmente, por supuesto por cuestiones absurdas de racismo. Pese a eso, John Lee Hooker sacó 3 discos ese año: "The Great John Lee Hooker", "John Lee Hooker & Big Maceo Merriweathery especialmente el “Don't turn me from your door “ es una colección de canciones que escribió años antes pero que bien puede ser un disco prototípico del Blues, con una guitarra melancólica pero poderosa, canciones instrumentales y otras cantadas con una particular guturalidad que haría famoso a John. Disco característico del Blues de tradición más clásica ya que John Lee Hooker “tardó” en dejar la guitarra acústica por una eléctrica que era la revolución de los sesenta, como muestra una canción solamente “Stuttering Blues”.

Otro grande del Blues, T-Bone Walker también sacó en 1963 una compilación de su éxitos (quizás la única compilación que recomendaré) bajo el título “Great Blues vocals and guitar” que pese al título las canciones incluyen muchos arreglos con piano y vientos, sin embargo su guitarra tiene la característica ya obvia de esta ola de Bluseros del sur de EE.UU.A., que introducía el ‘Blues eléctrico’ (a él también se le considera parte del "blues del oeste") y como muestra del estilo el clásico bluesero de Walker: “Call it stormy monday”. El Blues en general inspiró a una nueva generación de músicos que comenzarían haciendo covers de las canciones de los grandes y reinterpretando el propio Blues para convertirlo en Rock. Y curiosamente al Blues llegué justo al revés, porque oí o leí a tantos rockeros decir que su inspiración fue el Blues y pues no quedaba otra que "ir a la fuente", oir lo que inspiraba a quienes me inspiraban para intentar entenderlos y claro, esta canción lanzada originalmente en 1947 fue una escucha obligada. El tema de la canción, como la mayor parte del Blues es el desamor, pero esta vez es como un recorrido semanal en la pena por el amor que se fue, hasta que llega el domingo, que además de ser tormentoso es el momento de ir a la iglesia para rogar que regrese. Disfruten el maravilloso sólo bluesero de T-Bone, claramente magistral y eso me sirve para comentar que según David Fricke (editor de la revista The Rolling Stone) Walker esta entre los primeros mejores 50 guitarristas de todos los tiempos.

 

La última recomendación blusera es de Big Joe Williams que diez años antes de mi nacimiento saca el álbum Blues for 9 Strings” que al oírlo notarán que la guitarra no suena igual, porque como en otros géneros en el Blues hay subgéneros y Big Joe era un famoso exponente del Blues del Delta del Mississippi, con una muy particular guitarra de 9 cuerdas, tal cual cómo el nombre del álbum indica y podemos apreciar en  “I’m a fool about my baby”. Este hombre era el prototipo del solitario blusero, no necesitaba nada más que su guitarra (aunque oirán una harmónica y un bajo acompañándolo en esta canción, instrumentos clásicos del Blues también). Ésta es una canción podría, por el título, ser una canción de amor Bluesera, y si habla de que él está loco por ella y haría lo que fuera por su amor, pero claro el blues se concreta porque a ella no le importa absolutamente nada el narrador.  Así es y así ha sido desde tiempos inmemoriables.

Keith Richards, de los Rolling Stones, dijo una vez que el Blues es una “[...] nota que resuena a lo largo de la raza humana” y con oír apenas los 3 álbumes que les recomiendo de este año, uno entiende porque fueron la esencia fundamental para el desarrollo del Rock. Es claro que el Rock tiene varias influencias, pero la más grande es el Blues, así que si uno quiere llamarse rockero, primero tiene que entender y sentir el Blues. Todo lo que vendría después proviene, principalmente, de este género despreciado por la sociedad mayoritaria en nuestro vecino del norte y contrabandeado a las islas británicas para inspirar la ola del verdadero Rock, que vendría después.

 

Folk

 

Otro género que sonaba con fuerza a principios de los sesenta es el “Folk”. Podría tratar de definir que el Folk como el resurgimiento de la “música tradicional” de cada región del mundo en el siglo XX y XXI porque esto ocurrió en todos los continentes y todos los idiomas. En Norteamérica y Gran Bretaña tomo un cause particular no sólo porque se diferenció (afortunadamente) del “Country” sino porque en los cincuenta y sesenta adoptó la práctica no sólo de cantar canciones tradicionales sino de componer nuevas canciones con un estilo sustentado en la guitarra acústica. Otra particularidad es que comenzaron a adoptar el Folk los músicos con conciencia social y así surge la música de protesta. Excelente ejemplo de esto es Pete Seeger que justo en 1963 sacó su muy famoso álbum y canción homónima “We shall overcome”. El álbum es un muy buen ejemplo del género, para empezar es la grabación de un concierto en Carnegie may y el Folk era para oírse en vivo y se grababa poco en estudio. Tiene canciones tradicionales reinterpretadas, canciones originales de Seeger y canciones de protesta maravillosas como “If you miss me at the back of the bus” que hace obvia referencia a la gran mujer Rosa Parks; o “Oh freedom” o “I ain´t scared of your jail” o claro “We shall overcome”, sin embargo tiene grabaciones de influencias que otros géneros no tienen y Seeger grabó ese día “Guantanamera” canción tradicional cubana de los años veinte y que cantada en medio de los sesenta y la guerra fría probaba una clara inclinación de Peter Seeger en apoyo a la isla sobre el embargo que 3 años antes había iniciado y se había agravado terriblemente porque justo en 1962 estalló la crisis de los mísiles, así que cantantes y grupos como Seeger o “Crosby, Still and Nash”, cantando canciones cubanas o canciones con vagas referencias a Cuba, eran considerados poco menos que subversivos. No puedo recomendar otra canción que no sea “We shall overcome” que es una gran canción de origen gospel y que seguramente se cantaba en varias iglesias antes de pasar a las calles y al Folk, pero se transformó y reinterpretada fue un himno al movimiento de emancipación afroamericana en los sesenta, Seeger fue uno de los que la grabó, pero prácticamente todos y todas las folkloristas lo hicieron y era un canción obligada en cualquier mitin, plantón, sentada, congregación o acto que se hiciera en esa época. Con tristeza termino estas lineas sabiendo que en enero de 2014 murió a los 94 años esta gran influencia de la contracultura norteamericana aún sin ser ampliamente reconocido dentro de su propio país como una de las figuras que más luchó por los demás.

  

 

Pero lo más importante del resurgimiento del Folk fue en realidad su refundación en Folk/Rock a finales de los sesenta y el culpable de ello fue Bob Dylan. En un principio cuando sacó su segundo álbum, el “The freewheelin’Bob Dylan” ya se le criticaba por su uso de guitarra eléctrica en sus grabaciones. Sin embargo este álbum contiene ni más ni menos que “Blowin' in the wind” (Video 2 con Joan Baez)y la aún más dura y multicovereada “Masters of War” que es una crítica a la guerra fría y en concreto a quienes tras sus escritorios, en sus mansiones, sus grandes muros pero construyen toda la industria militar: bombas, aviones, armas que otros usarán. Es una canción de imágenes muy fuertes, de metáforas duras y escribiré que hasta llenas de rabia, tanto así que al final de la canción Dylan les dice “Espero que mueran, que la muerte les llegue rápida y cuando mueran yo veré como desciende su ataúd a su tumba, y ahí estaré parado junto a su tumba, asegurándome de que estén muertos” La verdad es un sentimiento que yo mismo he tenido varias veces viendo como los dirigentes de este planeta obligan al mundo a entrar en una guerra tras otra, ya sea de confrontación entre naciones por los recursos, promoción de guerras internas por el control político o guerras entre la población por alguna mercancía considerada “Ilegal”. Eso pasaba 10 años antes de que yo naciera y estoy seguro, (aunque me encantaría equivocarme) que 10 años después de que yo muera, los amos de la guerra seguirán en las mismas, inventando conflictos. Pero también sé que habrá alguien  que haga otra canción al respecto y cientos más tratando de resolver de otra manera los conflictos.

 

Pop

 

Por supuesto el género musical de mayor cobertura mediática entonces y desde entonces, es lo que se conoce como “Pop” y por sus particularidades seguirá varios años instalado, me temo. El Pop es un género difícil de caracterizar. Se considera que nació en la década de los cincuenta y en realidad no tiene características exclusivas o definitorias (quizás lo básico es que sean canciones de corta duración con una estructura básica de versos-coro-verso-coro), pero si se puede establecer que toman influencias de todos los demás géneros. Quiero aclarar una cosa, no menoscabo al Pop y claro, el que una buena canción o un buen artista sea “Popular” o “comercial” no denigra o desmerita su calidad, pero sí creo que el Pop tiene características propias, alejadas y bien diferenciadas de otros géneros, sin duda que lo separa del Rock, ahora bien, el que una canción rock, de metal o incluso punk se vuelva comercial y tarareada por millones de personas NO la convierte en música Pop, y también es otra cosa que muchos grupos sacan en sus álbumes, al menos una canción más “Pop” como sencillo, buscando precisamente el éxito comercial al ser agradable para muchos sectores de la sociedad a la vez, pero si es una buena canción no denigra en nada. Hay buenos y malos músicos en todos los géneros y eso tampoco condiciona el que tengan o no éxito comercial, desgraciadamente.  Pero mi reconocimiento de la calidad del Pop estará claro con el ejemplo que les quiero recomendar del Pop que se oía en 1963: The Beatles. Justo a principios de este año se lanza el Primer álbum de ésta, la más grande banda en la historia del Rock, el “Please, please me” y no hay que escribir mucho sobre la impresionante conmoción que causó en la escena musical, pero si tengo que enunciar que simple y sencillamente cambiaron la música para siempre. Ese año sacaron también un segundo disco, el “With the Beatles”.  Como claro ejemplo de la primera etapa musical de los Beatles, recomiendo dos cortas, románticas, sencillas pero buenas canciones: “Please, please me” y “All my loving”. Mucho cambiaría este cuarteto durante su prolífica trayectoria y eso también los hace difícil de clasificar en un género determinado, pero creo que su esencia si fue siempre Pop.

 

Funk

 

Por último en esta década regreso a la absurda segregación que se manifestaba también en la música, presentando otro gran género de la música: el “Funk” y uno de sus máximos exponentes: James Brown, que se encontraban en la primera línea de la confrontación racial, provocando el reconocimiento por su talento y su productividad, porque este hombre no se cansaba de sacar y sacar discos y en el 63 sacó dos, el “Prisoner of Love” y “Excitment, Mr. Dynamite”. Brown destaca por haber absorbido junto con su éxito una responsabilidad con el movimiento de los derechos civiles de los afroamericanos, sin embargo después se volvió republicano, lo cual corrobora que pese a estar luchando por los derechos negados a una “minoría” no quiere decir que tengas en mente luchar por lograr el bienestar para una mayoría de seres humanos en el planeta. Difícil discriminar canciones de dos discos, pero me limitaré a sólo tres canciones “Prisoner of Love”, “Signed sealed and delivered” y “Have mercy Baby”.

 

En términos de la industria musical de la época habría que hacer notar que los artistas en sí tenían poco o nada que decir o decidir, todo era decidido por los productores y las compañías disqueras. La industria buscaba sacar éxitos, sin importar si era la música que quería hacer el artista o no, lo importante es que los productores pensaran que iba a ser un éxito, al grado que en las sesiones de grabación los músicos eran intercambiables e iban y venían según los caprichos de los productores. Yo creo también que si bien por un lado impulsaron a muchos artistas muy buenos, la mayoría de las veces reprimieron mucho del desarrollo “fuerte” del Rock, por moderarlo en un “Pop” más asequible a la mayoría de la gente. Lo que por otro lado provocaría una reacción virulenta en los setenta, en contra de un cierto estilo de música y en contra de cierta forma de hacer la industria musical.

 



Seis décadas de Rock
Los números de Seis Décadas
2013
2003
1993
1983
1973

Derechos no reservados   •  Contacto: comentarios@eltroldesdesucaverna.com.
Diseño y Desarrollo del sitio   •   Diseño cabeceras: Edith López Ovalle